Subir

Los millenials: los que surfean la ola del nuevo paradigma digital

Este artículo fue escrito de manera colaborativa por los siguientes integrantes
del Team Together:
 Paula Aromando, Verónica Demarchi, Cecilia Cogo, Angeles Marqués, Nicolás Ocampos,
Jhoselin Orozco, Valentina Owen

Se estima que para el 2025, los millennials representen más del 50% de la dotación del personal de las compañías y esto conlleve a redefinir la cultura corporativa hacia modelos más flexibles. Por este motivo, el mayor desafío de las empresas hoy es comprender cuáles son los cambios que implica esta tendencia.

La generación “Y” o “millennials” (1980-2000) se caracteriza por el cambio de paradigma: ellos cuestionan todo, desafían el status quo y buscan el equilibrio entre la vida laboral y personal; ya implantado en las organizaciones. Con perfiles dinámicos, orientados a la rápida ejecución de objetivos, los millenials se destacan por ser multitasking, trabajando en varias tareas a la vez. Pero la característica superlativa es que son nativos digitales: nacieron con la nueva tecnología integrada en su cotidiano.

La creatividad y el desarrollo de ideas nuevas son parte de sus estandartes. Así como las tareas de compromiso social y con el medio ambiente. Aprecian el tiempo libre. No se sienten motivados por la rutina ni la estabilidad. Son emprendedores natos, atraídos por retos profesionales que les permitan explorar todo su potencial profesional y poner en marcha la innovación. A diferencia de las generaciones anteriores, su principal incentivo son los logros y no la compensación salarial.

Entonces, las compañías deberán adaptar sus propuestas de valor de modo de dar respuestas a estas demandas, para así poder atraer y retener a los mejores talentos. El compromiso para lograr un buen equilibrio se requiere de ambas partes.

A las nuevas generaciones les interesa la movilidad tanto física como tecnológica, y la manera en la cual ésta revolucionará la forma de trabajar; por lo que tendrán que ubicarse y poner a prueba su talento dentro de las compañías. Si las empresas se proponen escuchar sus sugerencias, avanzar de la mano con la tecnología y ofrecer una fluida comunicación, facilitarán los procesos de trabajo en equipo entre los unos y los otros.

En relación a las tecnologías que están cambiando la forma de trabajo, nos referimos a revoluciones en términos de eficiencia y efectividad que las hacen más útiles y masivas.

Quizás al pensar en inteligencia artificial todos tenemos una imagen de ciencia ficción, pero la realidad de aplicación en el día a día supera las previsiones. Desde los ya masificados “chat bots” que nos atienden y contestan de forma inmediata en muchos mercados -remplazando a call centers o asistentes en diversos formatos-, o bots cotidianos que nos personalizan servicios como Spotify o Facebook, hasta robots dentro de las fuerzas policiales de Dubai.

Muy de la mano con la generación de la información, en una sociedad que crea millones de datos por segundo, hay tecnologías de inteligencia artificial trabajando de apoyo en investigaciones de diversas índoles. Pues su capacidad de revisar, analizar, sintetizar, comparar, planificar y proponer en base a data es muy superior a la humana.

Otro ejemplo de tecnología que está complementando el mundo laboral es la “realidad aumentada”. Consiste en fusionar el mundo real con el virtual mediante un proceso informático, que combina elementos físicos tangibles con elementos virtuales, en tiempo real, en el contexto de una visualización a través de dispositivos móviles.

Así, la realidad aumentada resulta muy útil en las capacitaciones laborales, ya que una sus principales ventajas tiene que ver con que los elementos virtuales proporcionan la posibilidad de entrenar a los empleados sin los costos y riesgos que implicaría eso en la vida real.

Finalmente la última tecnología en la que nos detendremos por su gran impacto es el “dinero digital”, ya sea tarjetas de compra, aplicaciones celulares o directamente bitcoins: todos tienen el factor común de cambiar la manera de transaccionar, afectando a muchos rubros y propiciando una nueva cultura a los usuarios. Estas tecnologías no solo afectan o modifican la forma de funcionar de la industria financiera, sino que exigen la adaptación de todos los mercados al formato de pago; y con esto los cambios que se dan en los trabajos. Por ejemplo Suecia, donde ya casi no se usa el efectivo: no solo las sucursales bancarias han dejado las calles, sino que las actividades que tradicionalmente se asociaban a transacciones de dinero efectivo, como las ferias -mercadillos ambulantes- han tenido que sumarse al dinero digital, implementando aplicaciones de uso sencillo en el celular cómo la llamada Swish. Claramente este cambio implica la transformación de las formas de trabajar de muchos roles e industrias.

Frente a todas estas transformaciones que ya están sucediendo, y que avanzan rápidamente, los millennials se plantan como la generación fundamental sobre la cual las empresas deberían apoyarse para llevar adelante la evolución global, social, tecnológica y económica. Gracias a sus destrezas de nativos digitales, a su enorme capacidad de adaptación y flexibilidad es que pueden “surfear la ola” del nuevo paradigma laboral.

Together Business & Consulting Logo

, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

English EN Spanish ES